Un 50 por ciento de los estadounidenses que respondió a una encuesta afirmó su convicción de que el presidente, Donald Trump, debe ser destituido por el Senado.

Según la encuesta, un 44 por ciento dice que debería votar en contra de la condena.

La mayoría manifestó que el Senado ya tiene bastante información para tomar su decisión (48 por ciento), mientras que

un 44 por ciento dijo que testigos adicionales deberían testificar.