Un abogado de Villa Mercedes intentó eludir un operativo en la esquina de la avenida Mitre y Curupaytí y se negó a hacerse un test de alcoholemia. Pero lejos de tener éxito, terminó sin su camioneta VW Amarok, con una sanción que lo inhabilita a conducir durante sesenta días y una multa económica. Aunque el Juzgado Municipal de Faltas no brindó detalles del monto, una fuente municipal señaló que fue mayor a los 20 mil pesos y que el abogado implicado sería Osvaldo Címoli.

Además el conductor agredió verbalmente a los inspectores, sobre todo apuntó contra el personal femenino que se encontraba en el lugar.

“No sólo fueron insultos por el trabajo que estábamos haciendo, también fueron comentarios de índole personal. Por suerte no pasó a mayores pero es un tema muy delicado. Como inspectores, trabajamos para mantener el orden del tránsito no para perjudicar a nadie”, resaltó Silvia Acosta responsable de la unidad.

Fuente: El Diario de la República