Un chico de 17 años empujó a otro de seis desde el mirador del décimo piso del museo Tate Modern de Londres, en el Reino Unido. El niño sobrevivió pero está en estado crítico tras haber caído cinco pisos hasta la terraza del edificio.

El Tate Modern fue instalado en una antigua fábrica a orillas del río Támesis, pero con los años se amplió el edificio, por ejemplo con la construcción de la estructura de 10 pisos que culmina en la plataforma de vista panorámica.

Desde ahí fue empujado un niño francés de seis años que está en Londres de vacaciones con su familia. Un adolescente de 17 años lo empujó algún momento después de las 14.40 del domingo pasado, informó el sitio británico The Guardian.