Un Boeing 737 Max de Southwest que se dirigía a tierra debió aterrizar de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Orlando este martes.

La nave había despegado del mismo aeropuerto a las 14.50 pero sufrió un mal funcionamiento y se vio obligada a regresar de emergencia. Desde la Administración Federal de Aviación (FAA) explicaron que el avión experimentó un problema con el motor.

Además, funcionarios del aeropuerto declararon que solo viajaban el piloto y el copiloto. El Boeing 737 Max aterrizó a salvo y ahora la FAA está investigando.

El vuelo 8701 de Southwest estaba siendo transportado a Victorville, California. El presidente Donald Trump previamente ordenó que todas las aeronaves Boeing 737 Max 8 y 9 fueran puestas a tierra después de que una se estrellara en Nairobi, matando a 157 personas.

Seis de esos aviones, incluyendo cinco aviones de Southwest, fueron puestos a tierra en el Aeropuerto Internacional de Orlando. Southwest dice que están comprometidos con la seguridad durante este tiempo.