La práctica matutina de Boca tuvo una sorpresa. En uno de los equipos que paró Guillermo Barros Schelotto apareció un habilidoso enganche que nadie conocía. Se trata de John Jairo Solís, un chico colombiano, de 17 años, que luego de romperla en el entrenamiento con la Reserva, se ganó un lugar para enfrentar a los jugadores del primer equipo Xeneize.

El juvenil cafetero llegó de la mano de Fabián Vargas y actualmente juega en el “VyV (Vargas y Virviescas) Mi Nuevo Tolima”, un equipo que promueve jóvenes y que lo manejan el ex volante de Boca junto con el ex defensor Millonario. Solís vino a la Argentina a realizar pruebas en el equipo de La Ribera y también en el conjunto de Núñez.

“Es una enorme presión ir a dos equipos tan importantes, con las referencias de dos hombres como Fabián y Kilian, quienes confían en mis condiciones, motivo por el que me han extendido la mano. Yo sé que no los decepcionaré. Haré mi máximo esfuerzo para quedarme”, dijo el joven de 17 años, que busca la chance de cumplir su sueño de ser futbolista.

En su primera prueba, aprobó con creces. La decisión la tomarán Guillermo y Schiavi, amigos y ex compañeros de Fabián Vargas. ¿Aparece un nuevo colombiano en la historia boquense?