Aseguran que en una semana volverá a ser un espacio recreativo para que la familia lo vuelva a disfrutar.

Comenzaron con la recuperación del Parque IV Centenario. La tarea inició por el Anfiteatro Ramón Abregó, un espacio que quedó oculto entre la maleza y la acumulación de residuos. La Secretaría de Urbanismo, Vivienda y Parques junto con el Ministerio de Desarrollo Social aunaron esfuerzos para que ese “pulmón verde” vuelva a ser un lugar de paseo familiar. Aseguran que en una semana concluirán las tareas de poda y limpieza, luego seguirán con la reposición de luminarias, arreglo de bancos y reconstrucción de asadores. Además instalaran una garita de seguridad permanente.

“Vamos a trabajar en dos etapas o áreas determinadas. Primero junto al Plan de Inclusión desde Santa Fe hasta Lafinur, levantando los residuos y podando la maleza. Luego desde Santa Fe hacia Riobamba lo hará una empresa que ya fue contratada por licitación, que luego seguirá con el mantenimiento”, anunció Marcelo González, jefe del Área Parques.

El funcionario además comentó que en marzo comenzaron un relevamiento por todos los espacios verdes de la provincia para determinar el estado y las obras que debían ejecutarse. Indicó que encontraron un alto grado de abandono. Y que en el caso del Parque IV Centenario, este se había convertido en un basural a cielo abierto.

“Es una lástima que el parque estuviera en estas condiciones. Primero vamos a limpiar y luego nos abocaremos a restaurar la parte edilicia. En esta etapa trabajamos con la colaboración de las cuadrillas del Plan de Inclusión, y también usaremos una pala mecánica para la remoción de escombros y desechos”, explicó Diego Amaya, jefe del Programa Control y Ejecución de Proyectos.

Karina Naranjo, jefa del Programa de Inclusión Social señaló que sesenta personas del plan participarán de las tareas de reacondicionamiento en esa área del parque. Se trata de dos cuadrillas que tendrán a cargo diversas funciones. Los hombres manejarán las azadas y cortadoras de pasto, rastrillarán y removerán escombros. Las mujeres serán las encargadas de levantar botellas plásticas, papeles y residuos.

“Cuando comenzamos con las capacitaciones un grupo de personas nos manifestó que no querían abandonar los trabajos al aire libre. Nos expresaron que para ellos no hay mejor manera de trabajar por San Luis que embellecer los espacios que disfrutan tanto las familias que viven en la provincia como los que las visitan”, comentó la funcionaria y agregó que el grupo está conformado por cien personas que trabajan asiduamente por el interior.