Un estudio liderado por Luca Marsili, de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) y publicado en la revista Cortex, los investigadores pidieron a 42 personas que evaluaran cuáles de las seis emociones básicas se expresaban en dos imágenes del lado inferior izquierdo y derecho del rostro de la Gioconda.

El 92,8 por ciento de las personas señaló que la mitad izquierda de la sonrisa mostraba felicidad, mientras que ninguno dijo lo mismo sobre el lado derecho, y en este sentido un total de 35 evaluadores comentaron que la expresión derecha era neutral, cinco que mostraba disgusto y dos que expresaba tristeza.

«De acuerdo con algunas teorías influyentes de la neuropsicología emocional, aquí interpretamos la sonrisa asimétrica de Mona Lisa como una sonrisa no genuina, lo que se piensa que ocurre cuando el sujeto miente», apuntaron.

Los autores también señalaron que tampoco hay una activación muscular de la cara superior en la pintura de Mona Lisa, ya que una sonrisa genuina hace que los músculos alrededor de los ojos se contraigan, lo cual se denomina ‘sonrisa de Duchenne’, en alusión al neurólogo francés del siglo XIX Guillaume Duchenne.