Un nuevo estudio sobre «13 Reasons Why», que relata la historia de una chica de secundaria que se quita la vida, encontró que el número de suicidios aumentó significativamente entre los jóvenes en los meses posteriores a la salida de la popular y polémica serie de Netflix.

El estudio, que apareció el miércoles en la revista JAMA Psychiatry, afirma que hubo un incremento del 13% en los suicidios de jóvenes de 10 a 19 años de edad entre abril y junio de 2017, con una mayor incidencia en mujeres.

El estudio fue realizado por un equipo dirigido por Thomas Niederkrotenthaler, del Centro de Salud Pública de la Universidad de Medicina de Viena, usando los datos de suicidio de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

«Las asociaciones identificadas aquí deben interpretarse con cierta cautela, pero parecen demostrar un aumento de los suicidios que es consistente con el potencial de contagio de los medios», escribieron.

El equipo analizó los suicidios de 1999 a 2017 para establecer un modelo que controle variables como las variaciones estacionales con sus picos conocidos de suicidios adolescentes.

Como la plataforma Netflix no divulga públicamente sus datos de audiencia, los investigadores hicieron una estimación de su popularidad a través del tráfico que la serie generó en redes sociales como Twitter e Instagram.

La serie fue lanzada el 31 de marzo de 2017 y generó unos 11 millones de tuits en las primeras tres semanas, después de lo cual el interés declinó.

«Por la disminución de la atención en las redes sociales después de junio de 2017, establecimos el período de exposición como de abril a junio», escribieron los investigadores.

El aumento estimado de 13,3% en muertes corresponde a 94 suicidios más para esa franja etaria de lo que cabría esperarse en ese período de tiempo, de acuerdo con el modelo.