Sufrió quemaduras en manos y rostro, pero lo que complica su cuadro es la quemadura de las vías respiratorias. Está sedado, conectado a un respirador y con  pronóstico reservado. En la vivienda se derrumbó media pared. El estallido lo habría provocado un caño de la empresa Ecogas que pasa por la vereda.

Cesar Horacio Fernández sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en manos y rostro que le representan el 7 por ciento de la superficie corporal provocadas por una explosión en su domicilio en calle 20 de Noviembre y calle Niño de Ayohuma, en Juana Koslay. Lo que agravó su cuadro es que sufrió quemaduras en las vías respiratorias y por eso fue sedado, conectado a un respirador artificial y llevado a la unidad de terapia intensiva, según informó la directora del Hospital San Luis, María José Zanglá.


El hombre de 42 años llegó “lucido y orientado” a la guardia. Los vecinos y otros testigos aseguran que el estallido se produjo en la vereda de la vivienda y que sería un caño de la empresa Ecogas. Una cuadrilla de la empresa trabaja en el lugar y la calle permanece vallada.


La fuerte explosión provocó el derrumbe de una de las paredes de una habitación que da a un patio interno de la vivienda y rajaduras en la otra pared, la que da a la calle, donde se habría provocado la explosión según informó el subcomisario Sergio Agüero, a cargo de la Comisaría Quinta.