Un hombre abrió fuego contra una multitud durante un festival de música country en Las Vegas y dejó “al menos 58 muertos y 515 heridos”, informó la policía de la ciudad.

El tirador, llamado Stephen Paddock y residente en Mesquite, a poco más de 100 kilómetros de Las Vegas, disparó desde el piso 32 del cercano hotel Mandalay Bay y se suicidó al verse rodeado por la policía en la habitación que ocupaba.

El presidente Donald Trump dirigió un mensaje a la nación en el que señaló que los investigadores a cargo del ataque serán los encargados de dar precisiones. “Melania y yo oramos por las víctimas”, dijo el mandatario.

El asesino tenía 64 años. Se cree que estaba acompañado por una mujer asiática llamada Marilou Danley, quien es buscada con intensidad por la policía. Si bien comunicaron que ha sido “ubicada”, no se han dado detalles sobre su posible arresto.

En los videos que se conocen del hecho se puede ver cómo en medio del recital comienzan a oírse los disparos de un arma automática. Poco después el pánico es general, los asistentes se arrojan cuerpo a tierra, otros corren y otros simplemente no saben qué hacer. El espectáculo se interrumpió.