Manoj Dhurve, un profesor indio de 23 años, fue devorado por un tigre en la India. Sólo se pudo recuperar la cabeza y las piernas. La víctima se encontraba recolectando champiñones en las orillas de una reserva de estos felinos.

Según informó el diario Times of India, el horrible ataque ocurrió el martes por la tarde en la zona de Madhya Pradesh en el centro de India.

Equipos de rescate trabajaron en la zona para dar con el paradero del profesor, pero sólo encontraron sus restos, provocando pánico en los habitantes de la zona.

Lo primero en recuperar fueron sus sandalias y las marcas de arrastre que habían quedado luego del ataque del Tigre.