Un hombre murió en un hospital de la ciudad española de Zaragoza a causa de las lesiones recibidas al ser agredido por otro que, supuestamente, le había recriminado llevar unos tirantes con la bandera de España, según informaron fuentes de la Policía.

Al parecer, el presunto agresor, que fue detenido está vinculado a movimientos antisistema. Según medios locales, el detenido por el homicidio es Rodrigo Lanza, un célebre activista del movimiento okupa que ya cumplió nueve años de prisión por dejar tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona.

La víctima, Víctor Laínez, de 53 años y simpatizante del partido de ultraderecha Falange Española, falleció por muerte cerebral tras ser agredido la madrugada del pasado día 8 en uno de los bares de copas de la calle Heroísmo de la ciudad.

El presunto autor declaró que le propinó un único puñetazo en el bar, aunque la Policía trata de averiguar si lo hizo con algún objeto.

En un comunicado, Falange consideró que el “asesinato” se debe a motivos de “discriminación y persecución ideológica” y anunció que presentará una denuncia popular en los juzgados por tal motivo.