Un niño de ocho años que padecía autismo murió de hipotermia tras pasar la noche en el garaje sin calefacción de su casa en el barrio neoyorkino de Long Island (Estados Unidos) tras ser encerrado por sus padres, según informa ABC News.

Ambos fueron detenidos por lo ocurrido y se les acusa de maltratar también al resto de sus cinco hijos. Así lo ha confirmado la autopsia de la víctima y las cámaras de seguridad de la vivienda.

La tragedia la descubrieron los progenitores a la mañana siguiente cuando hallaron el cuerpo sin vida del pequeño. Entonces, llamaron a la Policía y alegaron que su hijo había perdido el conocimiento tras haber sufrido una caída.

La Policía desmintió después la versión de los padres y aseguró que la causa de la muerte del menor fue una hipotermia debido al frío que pasó durante tantas horas. Así lo corroboró la necropsia y las cámaras del domicilio familiar.

Las imágenes no dejaban lugar a dudas. En ellas se veía como la pareja castigaba a sus hijos sin comer y les exponían a temperaturas extremas. Por ello, los hermanos pasaron a cargo de los servicios sociales.