La Policía Federal dio con el autor de las amenazas de bomba que afectaron el funcionamiento de las estaciones de trenes de Once y Retiro el 30 de abril pasado, en pleno paro general. Sus llamadas afectaron la rutina de más de 12 mil usuarios de las líneas Sarmiento, Mitre, Belgrano y San Martín.

El autor de las amenazas falsas del 30 de abril resultó ser un preso que está detenido en una cárcel desde el 8 de diciembre de 2016 por el delito de «robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda», informaron fuentes del Ministerio de Seguridad.

Hasta el momento no se conoce la motivación del hombre pero sí se comprobó que él realizó la llamada que complicó el viaje de miles de personas a última hora del 30 de abril, cuando se realizada un paro nacional con movilización a la Plaza de Mayo convocado por Camioneros y las dos CTA.

Los investigadores descubrieron que la llamada salió de un penal y a través de las cámaras de seguridad comprobaron que a la hora exacta de la llamada al 911 había un solo preso al teléfono, que fue descrito solo como «un hombre mayor de edad».

La policía intervino la línea del penal y eventualmente el preso confesó en una charla con una mujer que él fue el autor de la llamada.