La localidad suiza de Rheinau, ubicada en la frontera con Alemania, planea otorgar a sus habitantes un sueldo mensual de 2.500 francos suizos (2563 dólares) como parte de un experimento para probar los efectos de la renta básica universal, también conocida como ingreso ciudadano.

El Ayuntamiento decidió impulsar el plan después de que más de la mitad de sus 1300 habitantes se inscribieran para participar en el proyecto.

El experimento se lleva a cabo después de que hace dos años los ciudadanos suizos rechazaran en un referéndum la propuesta de recibir una renta básica universal.

No obstante, a diferencia de la propuesta nacional, el plan actual de Rheinau no será financiado por el contribuyente, sino que la localidad planea recaudar el dinero necesario a través de un crowdfunding.

El proyecto fue ideado por la cineasta suiza Rebecca Panian, quien se inspiró en el esquema nacional rechazado y quería poner a prueba la idea en Rheinau, una localidad que describe como “una especie de mini Suiza, con una población bien mezclada”.