La Policía de Tailandia aseguró este sábado que consiguió controlar la situación después de que un soldado tailandés se atrincherara durante horas en un centro comercial tras matar al menos 21 personas y dejar 33 heridos en la ciudad de Nakhon Ratchasima, en el este del país.

El comisario general de la Policía Real de Tailandia, Chakthip Chajinda, aseguró a los medios que la situación estaba «bajo control» y que el soldado había sido abatido.

Tras la declaración de la policía y alrededor de las 02.45 hora local (19:45 GMT) se pudo oír un intenso tiroteo dentro del centro comercial sin que se sepa quien ha efectuado los disparos, mientras que varías ambulancias se acercaron al edificio.