La ola mecánica hirió a 44 personas que estaban bañándose en el lugar y el video se divulgó a través de las redes sociales por la impresión que produjo el hecho. La atracción justamente lleva el nombre de “Piscina de tsunami” por su función fe generar oleaje, pero la falla en el mecanismo esta vez provocó una ola de casi tres metros, lo que resultó desproporcionado para el espacio en el que se recreaba la gente.

Varios fueron lanzados fuera de la pileta por la fuerza del agua y muchos chocaron unos contra otros, lo que provocó que seis personas tuvieran que ser internadas, algunas con fracturas.

Según las primeras investigaciones, el incidente fue causado por un cortocircuito que dañó el equipo electrónico de la sala de control de la pileta, según indicó el vocero del parque acuático.