Un vuelo de la compañía Air China que volaba de París a Pekín se vio obligado este jueves a regresar a la capital francesa después de despegar tras recibir una amenaza terrorista, según informó la aerolínea en su perfil de la red social Weibo, el equivalente a Twitter en el país asiático.

“Air China ha recibido un mensaje terrorista sospechoso. El vuelo CA876 ha regresado a París a salvo, con el avión y sus pasajeros sin daños”, publicó la compañía en su perfil, sin que hayan trascendido más detalles de la amenaza ni de su procedencia.

Tanto la tripulación como los pasajeros están a salvo y serán reacomodados en un nuevo vuelo lo antes posible, detalló la aerolínea.