Una mujer residente en Everett, estado de Washington, entregó a su nieto a la policía tras descubrir que estaba planeando un tiroteo en su colegio, según informaron medios locales.

Joshua O’Connor, de 18 años, fue detenido después de que su abuela llamara al 911 y denunciara que había encontrado un “detallado” plan para llevar a cabo la masacre.

La abuela descubrió un diario en el que su adolescente escribió sobre cuántas veces pensaba en cumplir con su plan para causar el “mayor número de víctimas posible que pueda”, según publicó el diarioThe Everett Day Herald.

“Me estoy preparando para el tiroteo en la escuela. No puedo esperar para entrar en esa clase y reventar a todos esos monstruos”, escribió el joven y detalló que iba a tirar una moneda para decidir en qué escuela realizaba la matanza, si en Kamiak High School o ACES Alternative High School.

O’Connor redactó en su diario que había estado “repasando muchos tiroteos masivos y aprendiendo de los errores que cometieron en el pasado los tiradores”.

Cuando la policía allanó su casa encontró un fusil de asalto AK-47 escondido en un estuche de guitarra en la habitación del chico, además de varias granadas de uso militar.

Las autoridades detuvieron al adolescente mientras estaba en clase con sus compañeros. Tenía en su poder un cuchillo y marihuana.

El joven fue trasladado a la cárcel local bajo un presunto cargo de intento de asesinato y se le impuso una fianza de 5 millones de dólares.