James O’Donoghue’s es un ex colaborador de la NASA que en la actualidad trabaja para la agencia japonesa JAXA (Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón). Su trabajo se realizó a partir de una animación generada en 2008. El resultado fue mucho mejor que su antecesor dado que muestra con mayor resolución y datos los posibles cambios de los niveles de agua.

La retirada de los océanos permitiría el resurgimiento del 70% de la superficie de nuestro planeta que se encuentra sumergida, lo que generaría una oscura profundidad de 6000 metros por debajo del mar.

Además se podría apreciar como algunas islas que actualmente parecen separadas están conectadas con sus respectivos continentes.

«Me sorprendí mucho por la aparición inmediata de puentes terrestres, por ejemplo, durante la última era glacial, Gran Bretaña y Europa estaban unidas, Rusia y Alaska estaban conectadas, y la región entre Asia y Australia estaba muy unida», declaró el científico en diálogo con el sitio IFLScience.

«Estos puentes permitieron a los humanos la posibilidad de migrar sin barcos, así que este mapa puede explicar cómo gran parte de la migración humana fue posible en ese entonces. En otras palabras, es una clase de pre-historia», complementó.

En su canal de YouTube presenta otro tipos de animaciones sobre la Tierra y el espacio.