Cinco personas murieron y otras dos resultaron heridas después de que una avioneta aparentemente se desintegró en el aire, arrojando sus pedazos sobre un barrio del sur de California y provocando un incendio en una casa.

Las víctimas fueron el piloto, que era el único a bordo del avión bimotor, y dos hombres y mujeres que estaban en la casa de Yorba Linda, explicó el jefe de la policía del condado de Orange, el teniente Cory Martino, en una conferencia de prensa el domingo en la noche. Por el momento no se reveló el nombre o la edad de las víctimas.