Este sábado por la noche Kiara Acosta, de 21 años, fue a bailar con una amiga al boliche Rose in Rio, ubicado en el complejo Costa Salguero. La otra joven ingresó pero a ella la dejaron afuera. «No pasás porque parecés un hombre y no estás tan buena como tu amiga», fueron las palabras que habría pronunciado el RRPP Federico Dickmann como excusa por no permitirle el acceso.

Kiara es una mujer trans. En 2017 fue a Showmatch y habló sobre la cirugía de adecuación de sexo que se había realizado. Hoy, cuenta con más de 200 mil seguidores en su cuenta de Instagram, y otros 15 mil más en Twitter, por lo que el «escrache público» que le realizó al boliche tuvo una gran repercusión.

Lo que le sucedió a Kiara es algo que viven todo el tiempo las personas de la comunidad trans en distintos espacios: violencia y discriminación.

Ayer el machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in rio, me discriminaron y rebotaron por »estar vestida como una puta y parecer hombre», sabiendo que soy una chica trans. DENUNCIO este boliche, cancelado Rose in rio sos nefasto.

La joven filmó a la persona que le prohibió la entrada al local bailable y dejó en evidencia cómo el hombre la ignoraba y hasta le tiró un beso a la cámara con sarcasmo mientras ella le avisaba que iba a hacer público que no la dejaban ingresar. Fue allí cuando el RRPP le advirtió: «Tengo el mejor estudio de abogados. Perdés como en la guerra», algo que volvió a repetir cuando la increpó posteriormente a través de las redes sociales.

«Me estuvo haciendo amenazas mediante mensaje directo», contó en la tarde del miércoles Kiara en diálogo con TN.com.ar y compartió un video en el que se puede escuchar al relaciones públicas advirtiendo que va a iniciar acciones legales y asegurándole a la influencer que la va a hacer gastar mucho dinero.

De regreso a su casa, Kiara grabó una serie de videos, que publicó en sus Stories, relatando lo sucedido. Las publicaciones tuvieron una gran repercusión y generaron que otros usuarios cuenten sus experiencias para ingresar al mismo boliche.

“Apenas publiqué, cientos de personas me escribieron denunciando situaciones similares, de gente que la discriminaron por mil motivos. Lo hice para que la gente no pase por lo mismo nuevamente. El machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in Río, me discriminaron y rebotaron por ‘estar vestida como una puta y parecer hombre’, sabiendo que soy una chica trans. DENUNCIO este boliche, cancelado Rose in Río sos nefasto”, escribió Kiara en uno de sus posteos.