Minutos antes del inicio del partido entre el local Roma y el CSKA de Moscú por la fase de grupos de la Champions League se registró un insólito accidente que dejó al menos una decena de hinchas del equipo ruso.

La escalera mecánica de una estación de subte de la capital italiana se descompuso y comenzó a funcionar a alta velocidad lo que hizo que varias personas cayern intempestivamente unos sobre otros.

Uno de los hinchas rusos fue trasladado al hospital con un pie semiamputado, mientras que otro fue llevado por traumatismo y fractura.