La canasta básica alimentaria, que marca la línea de indigencia, alcanzó en junio los $15.043 para una familia tipo de cuatro integrantes. De este modo, se encareció $330 desde mayo, según la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires.

Mientras tanto, la canasta básica total, que determina la línea de pobreza e incluye alimentos, otros productos y servicios, costó $30.914 con un encarecimiento de $768.

Respecto a la situación en los últimos 12 meses, la canasta alimentaria se encareció un 57,4%, mientras la total subió 56,6%.

El núcleo familiar estimado para el relevamiento comprende una pareja de 35 años económicamente activa, propietaria de la vivienda, y con dos hijos varones de 9 y 6 años.