Astan es de Camerún y cursa doce semanas de gestación. Es la segunda mujer que logró traspasar el triple vallado.

Astan Traore es la mujer camerunesa que ayer logró saltar las tres vallas que impiden el ingreso a Melilla y entró a España junto a otros 500 subsaharianos. La novedad es que está embarazada de doce semanas y que se convirtió en la segunda mujer que logra pasar esa difícil prueba.

Astan y su bebé están bien. Los medios españoles cuentan hoy su caso y detallan que las autoridades médicas, al enterarse que estaba embarazada la trasladaron al Hospital Comarcal de Melilla, donde fue examinada por los servicios médicos.

La prueba que la joven y su bebé tuvieron que pasar es altamente riesgosa. Por lo general son sólo hombres los que se atreven a hacerlo. Para ingresar a Melilla, los inmigrantes – que ya vienen de horas de enfrentar las aguas en barcazas precarias que muchas veces se hunden en la travesía y cientos mueren en el intento- tienen que superar el vallado perimetral, compuesto por un triple obstáculo, dos rejas y la soga tridimensional. El vallado tiene seis metros que deben trepar.

Astan fue la segunda mujer en lograrlo. La primera, cuenta el diario ABC, había sido Mirelle, también de Camerún, quien al llegar declaró que era menor de edad, algo que las pruebas oseométricas a las que fue sometida descartaron, lo que le obligó a reconocer que había mentido al asegurar que tenía 15 años.