Milagros Alanís Moyano tenía 19 años y murió de hipertemia en España tras asistir a una fiesta electrónica donde consumió una pastilla de éxtasis e investigan si había sido adulterada con veneno para ratas.

La joven residía en Palma de Mayorca desde hacía pocos meses. El domingo 14 de julio había participado junto con hermana melliza, Lourdes, del Origen Festival, que se desarrolló en el reciento Son Fusteret de la localidad balear, y debió ser asistida y trasladada al Hospital Universitario Son Espases.

Moyano fue evacuada dos días después hacia Barcelona, y fue internada en el hospital Clínic de esa ciudad catalana, tras sufrir un cuadro de hipertermia, con más de 42 grados de fiebre. Finalmente falleció en la mañana del miércoles, según informó el diario local Última Hora.

En tanto, la Policía Nacional inició una investigación para tratar de averiguar quién le vendió el éxtasis a la joven, y detalló que días atrás fueron detenidas cuatro personas por comercializar drogas durante los conciertos de verano que se realizan en Son Fusteret.