Una madre saltó a la fama porque podría tener el dudoso honor de ser la más estricta del mundo. Bien es cierto que no es ningún secreto que tener a los hijos de otra persona para que se queden en tu casa puede resultar todo un desafío.

Lo normal es que hagan travesuras, ruidos y, en general, interrumpir la rutina que hemos creado para nuestra familia. Para combatir eso, una madre decidió poner por escrito que cualquiera de los amigos de su hijo tenía que tratarla con respeto y seguir sus reglas.

Para conseguirlo, el padre -no identificado- elaboró un contrato que ella firma junto con los pequeños invitados antes de que éstos se queden a dormir y que, por cierto, es muy estricto.

Según se conoció gracias a una captura de pantalla del contrato que se compartió en Reddit, el documento presenta cuatro reglas o términos principales que los amigos deben aceptar. Y, por supuesto, cumplir. De lo contrario, el castigo será severo.

El primero establece que no se tocarán ni se harán cosquillas. «Hacerse cosquillas acabará en la separación inmediata hasta que se vaya del hogar», se lee en uno de los puntos. El segundo punto tiene que ver con el cambio de vestuario.

«El cambio de ropa se realizará de forma independiente y en un espacio privado con el individuo y no en compañía de nadie más. Esto significa que nadie se quedará desnudo ante otra persona».

Otro señala que «mucho ruido con los artículos electrónicos no está permitido, y si no hacen caso esos privilegios acabarán revocados». Además, sostiene el documento a firmar, «no se tolerarán las quejas y se alientan las solicitudes constructivas en un tono de voz tranquilo y educado». Unas normas que han escandalizado a los internautas y que han sido tildadas de «completa locura». «Agradezco que mi madre nunca haya sido así», ha comentado un usuario en las redes sociales.