Brooke Milles estaba por comenzar las clases y le pidió a su mamá que le tomara una foto en el patio de su casa. Se paró al lado de un árbol y comenzó a sonreír.

La mujer le sacó una, dos, tres fotos y al instante notó algo raro que se movía en el árbol: era una serpiente. La madre le gritó a su hija que saliera de ese lugar y le pidió que se fuera del árbol. En las imágenes que pudo capturar se ve claramente cómo la serpiente estaba a punto de atacarla.

El hecho ocurrió en la ciudad estadounidense de Auburn en Alamaba. La mujer compartió la imagen en las redes sociales y tuvo varios comentarios de personas entendidas en el tema que le dijeron que salvó su vida de milagro ya que la serpiente podría haberle ocasionado un ataque cardíaco si la alcanzaba.