Una mujer en muerte cerebral por una malformación vascular con sangrado en el cerebro dio a luz a una niña en el Hospital Universitario de Brno, en República Checa, según informó el medio local Brno Daily.

Los médicos lograron mantener las funciones vitales de la mujer, de 27 años, que llevaba desde principios de junio en estado de muerte cerebral por una hemorragia cerebral a las pocas semanas de embarazo. Finalmente en la semana 34 de gestación los médicos le hicieron una cesárea, y la niña nació totalmente sana con 2,1 kilogramos de peso.

Tras el parto, la madre fue declarada muerta, tras ser desconectada de las máquinas que mantenían sus funciones vitales para que su bebé pudiera nacer.