Ocurrió el jueves en el barrio de Palermo. La mujer bajó con su hija más grande y dejó a la más pequeña adentro. Policías y bomberos rompieron la ventana y la sacaron.

Una mujer estacionó su auto en Córdoba y Ayacucho para ir a hacer unas compras, bajó a su hija mayor y dejó a la nena de cuatro años encerrada arriba del vehículo.

Personal de la Comisaría Vecinal 14 de la Policía de la Ciudad vio a la nena que estaba con una crisis nerviosa. Llamaron al SAME y a los Bomberos, rompieron la ventanilla y sacaron a la nena.

Cuando regresó la mujer de 38 años quedó detenida hasta las diez de la noche. Ambas nenas, la que bajó con la mamá y la que había quedado en el auto, quedaron a resguardo policial hasta el arribo de su padre.