La mujer falleció por las heridas provocadas en la embestida. Evalúan sacrificar a la felina.

Una mujer de 22 años murió esta semana tras ser atacada por una leona en la Reserva Dinokeng, a 45 kilómetros de Pretoria, en Sudáfrica.

Las autoridades del parque evalúan sacrificar a Ndira, la felina en cuestión, que fue criada en ese predio, informó el sitio Daily Mail.

El especialista en felinos Kevin Richardson, quien crió a Ndira, sacó a pasear a la leona junto a dos machos como parte de sus ejercicios de “estimulación”, pero ella desapareció tras la pista de un impala.

En vez de atrapar al impala, Ndira se contentó con saltar encima de la joven, que se encontraba sacando fotos en el campamento de la Reserva Dinokeng, y le provocó heridas mortales.

“La joven no era huésped del campamento, pero había acompañado a su amigo a una entrevista para una asignación con el gerente del campamento”, relató Richardson.

“Antes de dejar la reserva, los dos visitantes estaban tomando fotos fuera del campamento y entonces ocurrió el ataque”, precisó.