Con tan solo 18 meses, la pequeña Callie June se enfrenta a un cáncer. El pasado 1 de enero los médicos le diagnosticaron un neuroblastoma avanzado con metástasis en los ganglios linfáticos y los huesos, y debe enfrentarse a un tratamiento que pasa por una operación para extirpar el tumor, 18 meses de quimioterapia y radioterapia y un trasplante de médula.

Al recibir el grave diagnóstico, sus madres, un matrimonio de Cincinnati, intentaron adaptarse a la nueva situación. Albree dejó sus tres empleos para poder cuidar de la niña en el hospital, mientras Tiffany empezó a compaginar su trabajo con el cuidado de su otro hijo, Tyler, de 7 años.

“Iba a donar 6.778 euros, pero descubrí que sus madres son lesbianas. Por ese motivo he decidido donarlo a St. Jude”

En la página de Facebook en apoyo a la pequeña Callie, denunciaron un mensaje homófobo de una mujer que aseguraba haber estado a punto de donar una gran suma de dinero, pero que cambió de opinión al ver que la niña tenía dos madres.

En declaraciones a NBC News, reconocen que se sintieron “sorprendidas y disgustadas” por el comentario, pero optaron por no responder. “Tratamos de no enfadarnos, pero fue difícil”, dijo Albree Shaffer, que criticó que la mujer escribiera el comentario en vez de ignorar la página.