Un nene de un año y nueve meses fue salvado por una mujer que le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), tras haber dejado de respirar a causa de una bronquiolitis.

“Habíamos ido en el auto a comprar y mi nene venía bien, de repente no respiraba más. Me bajé, vi la farmacia y entré a pedir ayuda. Nadie me lo tocaba porque lo veían muy chico; ya estaba morado cuando apareció esta chica y le hizo RCP, cuando él ya tenía los labios negros”, contó a Télam Yamila, la mamá del menor.

Y detalló: “Fue una bronquiolitis por la humedad que hay en mi casa, fue incubando la bronquiolitis pero su cuerpito no lo demostró, no tenía síntomas de nada. Ahora lo tengo que tener controlado con la fiebre y toma antibióticos, amoxicilina para niños”.

La mujer que salvó la vida del nene se llama Patricia Ponce, trabaja en el área de salud del municipio y había participado de capacitaciones en las que aprendió RCP.

Ponce estaba caminando por el centro de Tigre cuando escuchó gritos de ayuda que salían de una farmacia y se acercó. Inmediatamente asistió al nene.

“Nunca le había dado importancia al curso de RCP. Hoy soy más consciente que en un segundo podemos salvar la vida de una persona. Estoy muy feliz de que José esté bien, la situación que él pasó fue muy crítica”, aseguró la mujer.