La federación Conadu Histórica resolvió no tomar exámenes en el turno de julio y no comenzar el segundo cuatrimestre en 27 universidades de todo el país, ante la falta de una propuesta salarial del Gobierno nacional.

En San Luis, la medida alcanzará a la Universidad Nacional de San Luis, la escuela normal Juan Pascual Pringles y el Jardín Maternal.

Las federaciones solicitaron al Gobierno una recomposición salarial no menor al 35 por ciento, pero el Ministerio de Educación, luego de 8 reuniones paritarias, solo ofreció el 20 por ciento de aumento y en cuatro cuotas.

En la UNSL los docentes concurrirán a sus lugares de trabajo durante la primera semana de julio, pero no tomarán examen. Luego de las vacaciones no desarrollarán ninguna actividad: ni clases ni toma de finales.