El titular de The Old Fund terminó su declaración ante el juez Lijo. Estuvo unos 40 minutos. Pidió que se analicen las transferencias.

La cara visible de la firma The Old Fund, que en 2011 pasó a controlar el 70% de Ciccone, se negó a responder las preguntas del juez Lijo y sólo entregó un escrito en el que pide nuevas medidas de prueba, como una pericia contable sobre los fondos de su empresa. También solicitó que se profundice la investigación sobre la ruta del dinero que posibilitó las sucesivas operaciones en torno a la posesión de la calcográfica.

Según pudo saber Clarín en los tribunales, Vandenbroele avisó que eventualmente pediría volver a declarar.