La marea alcanzó un pico de 144 centímetros, cubriendo un 60 por ciento del territorio.

La ciudad italiana de Venecia volvió a sufrir los efectos de una inundación, cuando la marea alcanzó un pico de 144 centímetros, cubriendo un 60 por ciento del territorio.

La nueva inundación sucede a la del pasado 12 de noviembre, cuando el nivel del agua alcanzó los 187 centímetros.

Esa cifra representó el nivel más alto en los últimos 50 años.

Se estima que los daños totales causados por las inundaciones rondan los 1.000 millones de euros, afectando a viviendas, negocios y monumentos históricos, según precisó el alcalde de la ciudad a agencias internacionales.