Imagen ilustrativa. Foto: web.

El consulado de Chile en Caracas amaneció lleno de venezolanos que buscan una visa especial para radicarse en ese país, exigencia que perciben como otra traba a la posibilidad de escapar de la crisis económica.

El requisito fue impuesto por el presidente chileno, Sebastián Piñera, el 8 de abril para “poner orden” a la creciente migración venezolana. Desde la cancillería dijeron que este lunes fue entregada la primera visa de “responsabilidad democrática” en el consulado de Puerto Ordaz.

La visa anunciada por Piñera frente a la “crisis democrática” venezolana tendrá vigencia de un año, prorrogable por una vez, y posibilitará luego pedir la residencia definitiva.

Fuente: La Nación.