La otra cara de Venezuela, la que Nicolás Maduro no muestra en Twitter, son los arrestos masivos que lleva a cabo. Según las Naciones Unidas, las fuerzas de seguridad detuvieron a casi 700 personas en un solo día la semana pasada en medio de manifestaciones antigubernamentales. La cifra es el máximo en el país en al menos 20 años, dijo la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas este martes.

Solo el miércoles, las fuerzas venezolanas arrestaron a 696 personas, explicó el vocero de la oficina, Rupert Colville. En total, unas 850 personas fueron detenidas entre el lunes y el sábado, incluyendo 77 menores.

«Cinco de ellos fallecieron presuntamente en registros ilegales de las fuerzas de seguridad en barriadas humildes», usualmente en zonas donde se habían producido manifestaciones.

Las autoridades están investigando además los reportes de malos tratos a los detenidos, dijo Colville a reporteros en Ginebra.