Se los acusa de un supuesto plan de magnicidio contra el presidente Maduro. Como se encuentran fuera del país elevarán la orden de detención

El gobierno de Venezuela, a través de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, pidió la captura internacional de tres opositores por su relación con un supuesto plan de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro.
Según informó Ortega Díaz, las ordenes de detención corresponden a Diego Arria, Pedro Burelli y Ricardo Koesling. Debido a que se encuentran fuera del país, sostuvo, “vamos a solicitar a Interpol su captura”.
“Yo quiero afirmar de forma responsable y seria al país que existen planes políticos violentos por parte de grupos desestabilizadores que están actuando al margen de la ley; estos planes pasan por pretender atentar contra la vida del presidente, un magnicidio, atentar contra la vida de altos funcionarios para crear en general un caos y una desestabilización en el país”, afirmó.
Burelli se desempeñó como director externo de la corporación estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), como embajador del país ante la ONU y fue candidato presidencial por la oposición.
Arria es un economista, político, escritor y diplomático venezolano de larga trayectoria. Participó en la interna de la opositora Mesa de Unidad. En cuanto a Koesling, es un abogado muy crítico del gobierno actual.
Maduro ya denunció durante su primer año de gobierno unos cinco planes de magnicidio y más de una decena de actos de sabotaje y complot. Ninguno lo pudo avalar con datos concretos.
Tras el anuncio de la fiscal, Burelli, quien vive en Estados Unidos desde hace varios años, dijo en su cuenta de Twitter que sería importante que Ortega Díaz “se familiarice” con los procedimientos de Interpol. “Va por mal camino. ¿Estará asustada?, se preguntó. Además, denunció que las denuncias en su contra se hicieron en base a mails fraudulentos, armados por los servicios de inteligencia.