LA GOBERNADORA BONAERENSE, MARÍA EUGENIA VIDAL, ASEGURÓ HOY QUE LA FUGA DE LOS TRES CONDENADOS POR EL TRIPLE CRIMEN DE GENERAL RODRÍGUEZ DEL PENAL DE GENERAL ALVEAR NO HUBIERA SIDO POSIBLE SIN LA “COMPLICIDAD DE UNA PARTE DEL SERVICIO PENITENCIARIO BONAERENSE” Y CONSIDERÓ QUE EL NARCOTRÁFICO “HA PENETRADO EN LA POLÍTICA”.

“Está clarísimo, lo digo y lo vuelvo a sostener, que una parte del Servicio Penitenciario fue cómplice para que esto pasara, sin eso (la evasión) no hubiera sucedido”, afirmó la mandataria provincial sobre la fuga de Martín Lanatta (42), su hermano Christian (43) y Víctor Schillaci (35).

Conferencia de prensa de Vidal

En una conferencia de prensa realizada en la ciudad de La Plata, la gobernadora también aseveró que el narcotráfico “no está solamente vinculado con las instituciones del Estado sino que ha penetrado en la política”.

Junto a Vidal estuvo presente el ministro de Justicia provincial, Carlos Mahiques, quien señaló que los evadidos estaban alojados “en un mismo espacio físico”, el sector de sanidad del penal de Alvear, por decisión de “la gestión anterior”.

“Habrá que ver las razones que se invocaron para esto (…) Supuestamente fue para resguardar su seguridad y preservarlos del resto de los internos”, explicó Mahiques.

Mientras que el cuarto condenado a perpetua por el triple crimen, Marcelo Schillaci (36), no se encontraba junto a los otros tres ya que a raíz de un grave cuadro de salud -padece hepatitis “C” y várices de intestino- está internado en el hospital penitenciario de la cárcel de Olmos.

Sin embargo, luego de la fuga de ayer, este Schillaci fue trasladado sa un pabellón de la Unidad Uno de Olmos, según señaló el familiar que habló con Télam.

“Está clarísimo, lo digo y lo vuelvo a sostener, que una parte del Servicio Penitenciario fue cómplice para que esto pasara, sin eso (la evasión) no hubiera sucedido”
María Eugenia Vidal, gobernadora bonaerense

En tanto, Franco Schillaci, hermano de Víctor y Marcelo, fue demorado anoche por la Policía cuando le secuestraron una camioneta 4X4 supuestamente utilizada en la fuga y esta mañana afirmó que no sabe “nada” de su hermano.

“No sé si fue una fuga o si los sacaron. Adentro del penal no los podían asesinar. Ellos van a aparecer muertos”, dijo Franco Schillaci a la prensa.

En ese sentido, el ex jefe de gabinete kirchnerista Aníbal Fernández reclamó hoy al gobierno bonaerense que capture a los evadidos “vivos”, tras lo cual, Vidal le respondió que “sería bueno que justamente en este caso se llame a silencio”.

La gobernadora estuvo acompañada también de su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, quien confirmó que “anoche se encontró una camioneta similar” a la utilizada en la fuga en poder de Franco Schillaci y aunque “las cámaras de Alvear no pudieron detectar el número de patente” del vehículo empleado “las características son iguales”.

“Esa camioneta fue secuestrada por orden judicial igual que el allanamiento producido en esa casa (de Schillaci). Ahora (la Policía) Científica está analizando todo lo secuestrado que son teléfonos celulares, cámaras fotográficas, computadoras y varios elementos que están siendo investigados, como dos GPS”, explicó Ritondo.

Según el ministro, “se están verificando todas las huellas dactilares” halladas en la camioneta y “toda prueba que pueda haber ahí adentro”.

Ritondo también se refirió al otro vehículo en el que se trasladaron los evadidos, un Fiat 128 “que hubo que empujarlo para que arrancara” y que lo abandonaron a unas “doce cuadras” del penal, desde donde continuaron la fuga “en una camioneta negra”.
Además, el ministro consideró como “verosímil” la posibilidad de que narcotraficantes hayan facilitado la fuga.

Por su parte, Cristian Roberto Citterio, el fiscal general de Azul, que interinamente está a cargo de la fiscalía descentralizada de General Alvear en la que recayó la causa por la fuga, informó que los tres evadidos fueron imputados de “evasión, robo calificado y privación ilegítima de la libertad” y cuentan con un pedido de captura nacional e internacional.

De hecho, las fichas de los hermanos Martín y Christian Lanatta y de Víctor Schillaci aparecieron esta tarde y en ese orden en la sección de personas buscadas en la página web de Interpol.

A raíz de la fuga, la gobernadora Vidal decidió remover a toda la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense y designó como jefe a Fernando Díaz, quien hoy asumió en el cargo.

La mandataria anunció la intervención del penal de General Alvear al tiempo que espera que mañana la legislatura provincial aprueba el proyecto de ley que presentaron la semana pasada para que se declare la emergencia penitenciaria.

Los hermanos Lanatta y Schillaci fueron condenados en 2012 a prisión perpetua como coautores de los homicidios de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), cuyos cadáveres fueron hallados en 2008 acribillados a balazos en un zanjón de la localidad bonaerense de General Rodríguez.