La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, expresó su sentimiento de “duelo” por las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, la vicedirectora y el auxiliar de la Escuela 49 de Moreno que explotó este jueves por un escape de gas.

“Para todos los bonaerenses, y también para mí, estos son días de duelo por el fallecimiento de Sandra y Rubén en la Escuela 49 de Moreno”, expresó a través de las redes sociales la gobernadora Vidal.

Calamano, de 48 años, y Rodríguez, de 45, murieron cuando explotó la instalación de gas de la escuela mientras hacían el desayuno para los alumnos, que aún no habían llegado.

“Por respeto al duelo de las familias de las víctimas, y para evitar la utilización política que veo en ciertos sectores sobre esta tragedia, me mantengo en silencio hoy, pero vamos a aclarar como siempre, todo lo que sea necesario”, agregó la gobernadora.