Un niño de Oklahoma, Estados Unidos, de 9 años que luchaba contra la leucemia se echó a llorar después de su última quimioterapia.

Se trata de Steven Cotter Jr., que tiene 9 años, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, dijo su madre Ashley Cotter a la cadena KOCO 5.

La mujer publicó un video en Facebook de Steven tomando su último tratamiento de quimioterapia, y el niño no pudo contener sus lágrimas de alegría.

El 14 de diciembre, la madre de Cotter, Ashley, grabó un video de él derrumbándose en la mesa de la sala de la familia mientras estaba rodeada de recipientes vacíos que simbolizaban los medicamentos que había tomado durante años, con solo una píldora restante.