La niña del barrio Km. 4, cinco días antes del fallecimiento estuvo jugando con una vecina arriba de un árbol, accidentalmente se cayó y sufrió un golpe en el hombro.

Al día siguiente la menor presentaba indicios de fiebre y dolor muscular donde se había golpeado. Los padres la llevaron al hospital para que la revisen, allí le hicieron placas y regresaron a su casa.

El domingo, según relata una tía de la criatura, la menor se descompuso en el domicilio. De inmediato la trasladaron nuevamente al nosocomio, pero la menor llegó sin vida.

La médica que la atendió realizó el trabajo de RCP pero no tuvo éxito. Luego dio aviso a la Policía de lo sucedido, personal de la División Homicidios tomaron la investigación del caso con intervención del Juzgado Penal N° 1, a cargo del Dr. Alfredo Cuello, quien ordenó la necropsia.