Personal de Comisaría 8° junto a la Brigada de Investigaciones, logró detener una banda que operaba con la modalidad de adulteración de cajeros automáticos.

Se trata de tres hombres entre 30 y 37 años de edad. Hace dos meses alquilaron un vehículo en la provincia de Buenos Aires y hace unas semanas estaban de paso en ésta ciudad y San Luis, según indicaron los lectores de patentes ubicados en la entrada de cada urbe.

El sábado 10, una mujer se acercó a Comisaría 8° porque un cajero automático del banco Patagonia le retuvo su tarjeta, la señora notó algo extraño en la ranura de ingreso del plástico y lo dio a conocer a la Policía.

Los uniformados llegaron a corroborar lo denunciado y encontraron dos cuerpos extraños al expendedor de dinero; un dispositivo con cámaras ubicado en la parte superior y un “pescador” de tarjetas, que era lo que las retenía.

Los aparatos fueron extraídos por técnicos y allí comenzó la investigación. Miembros efectivos de la Comisaría realizaron recorridos por la zona bancaria por varios días.

El martes 13, por la mañana, los agentes estaban en el Banco Galicia cuando un ciudadano advirtió haber visto un movimiento sospechoso de tres hombres. Gracias a ese dato lograron identificar a los autores del delito. Se hospedaban en un hotel de zona centro y entre sus pertenencias secuestraron los elementos que usaban para cometer los ilícitos.

Entre los elementos que usaban para realizar la estafa se encontró un dispositivo para “clonar” tarjetas de crédito o débito  “extraer dinero con la clave”, todo de fabricación casera e ilegal.