Remontó un partido emocionante y se impuso por 3-2 con parciales de 25-23, 18-25, 19-25, 25-23 y 15-8.

Argentina protagonizó una remontada heroica ante Brasil y se quedó con el oro en el vóleibol de los Juegos Panamericanos. El equipo de Julio Velasco se impuso por 3-2 con parciales de 25-23, 18-25, 19-25, 25-23 y 15-8 en 2 horas y 15 minutos de juego. Así, el seleccionado argentino volvió a subirse a lo más alto del podio en el certamen continental luego de 20 años.

En un partido cambiante, Argentina remontó un adverso cuarto set y mostró lo mejor de su repertorio en el quinto, en el que sacó una rápida ventaja que conservó hasta el final. “Volvi a la Argentina para esto. Estoy muy emocionando porque es el primer tíitulo que gano después de mi regreso al país”, manifestó Velasco a Télam minutos después de la consagración. “Se ganó con corazón y juego. En un momento se puso ‘chivo’, ellos defendieron mucho, pero pudimos resolverlo y fuimos superiores”, apuntó el ex DT de Italia, España e Irán.

La única vez que Argentina había ganado el título en los Juegos Panamericanos había sido como local, en Mar del Plata 1995. Brasil, por su parte, se había quedado con el oro en las últimas dos ediciones (Río de Janewiro 2007 y Guadalajara 2011). Además, el conjunto de Velasco se tomó así revancha del partido de la fase de grupos en el que Brasil se había impuesto 3 a 0.

La medalla fue la decimoquinta y última de oro para Argentina en Toronto 2015, donde ocupó el séptimo lugar en el medallero.