El golfista estadounidense Tiger Woods cerró este domingo una jornada histórica al ganar por quinta vez en su carrera el Masters de Augusta.

Tiger mostró aquel nivel que alguna vez lo llevó a ser el número 1 del mundo. Así, catorce años más tarde, volvió a ponerse la “chaqueta verde” que entrega el torneo de Augusta: ya lo había hecho en 1997, 2001, 2002 y 2005.