Una gran movilización volvió a concretarse hoy en Santiago de Chile, convocada por la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT) y las organizaciones que integran la Mesa Unidad Social.

Las protestas incluyeron marchas, concentraciones, cacerolazos y bloqueos de rutas contra las medidas económicas implementadas por el presidente Sebastián Piñera y fueron nominadas como el “Súper Lunes”.

«Hoy el Gobierno le pone el acelerador a una batería de proyectos, todos contrarios a derechos y profundizando las políticas neoliberales. Por eso decimos con mucha fuerza y claridad que en nuestras reivindicaciones como pueblo hoy día, no hemos ganado nada. Por eso, es fundamental que sigamos en la lucha, que sigamos movilizados», anunció en un comunicado la directiva de la CUT.

La concentración tuvo como epicentro las inmediaciones de la Plaza Italia y los manifestantes propiciaron que se geste una huelga legislativa en toda la República chilena, como un precedente del descontento del cuerpo parlamentario de esa nación suramericana.