Los docentes de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) que pertenecen a la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) decidieron dar marcha atrás con dos medidas de fuerza que aplicarían el resto del año: el no inicio del 2º cuatrimestre y las suspensión de mesas de exámenes. La resolución quedó establecida ayer (martes), y es que cinco federaciones que nuclean a los gremios de docentes del país firmaron el aumento que les ofreció Nación.

Conadu Histórica, a la que pertenece ADU, no firmó, lo que la coloca en desventaja con las demás casas de estudio. Si bien los docentes optaron por volver a la rutina de cursada, en Adu afirmaron que implementarán otras resoluciones de protesta contra el 25 por ciento de suba y en busca de otras condiciones de trabajo.

“Para saber cómo íbamos a seguir de aquí en adelante, durante varios días se realizó una encuesta. El 80 por ciento de los afiliados votó por continuar con el plan de lucha nacional, pero con movilizaciones, panfleteadas y otras acciones de visibilización. El 66 por ciento optó por la suspensión de la no toma de exámenes, el no inicio de clases y la no realización de paros rotativos”, contó el secretario adjunto de ADU, Arturo Gómez Barroso. Con esta resolución, los alumnos volverán a clases el lunes.