Según la ACNUR, son 51,2 millones de personas. Preocupa el número de niños solos deambulando por todo el planeta, buscando asilo.

El planeta acaba de registrar otro oscuro récord: el mayor número de refugiados y desplazados del mundo desde la Segunda Guerra Mundial. Según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 51,2 millones de personas, las suficientes como para completar la población entera de un país, están en un limbo y lo han perdido todo.

Desde la Segunda Guerra Mundial que no se superaba los 50 millones de refugiados. Y hay más. El informe de la ACNUR contempla toda una lista de récords infames: 33,3 millones de desplazados internos, el más elevado desde que se recolecta esta información. Y otro récord más: 25.300 solicitudes de asilo de niños solos.

También la cifra total de 1,1 millones de solicitudes de asilo fue la más alta en diez años, aunque el alto comisionado para los refugiados, Antonio Guterres, consideró que un dato especialmente preocupante fue el aumento de menores separados de sus familias esperando ser reconocidos como refugiados.

La ola de niños solos en busca de refugio aumenta en todas las rutas, sea la del Mediterráneo, la del Caribe (a través de México con destino a Estados Unidos) o la de afganos en el recorrido hacia Irán y Turquía, con la probable idea de llegar a Europa, explicó Guterres en una rueda de prensa.

Con motivo del Día Internacional del Refugiado, el ACNUR presentó un análisis de la situación de los desplazados y refugiados en el mundo, que muestran que la situación va definitivamente a peor.

Ello en momentos en que las organizaciones humanitarias encuentran cada vez más dificultades para movilizar recursos, sean públicos o privados, que les permitan ayudarles.

“Tenemos un déficit de paz en el mundo, lo que se debe a una multiplicación de nuevas crisis y a las viejas sin resolver. Seguimos con los refugiados de Somalia en Dadaab (un campo de refugiados en Kenia) o con la situación dramática en República Democrática del Congo”, dijo Guterres.

Mencionó igualmente el caso de los refugiados palestinos, el problema más prolongado de este tipo en la historia reciente.

Los refugiados en el mundo son 11,7 millones y con los palestinos llegan a 16,7 millones, de los cuales la mitad han estado en el exilio por más de cinco años.

La mayor población de refugiados en el mundo es la de afganos (2,5 millones) seguidos de sirios (2,4 millones), somalíes (1,1 millones), sudaneses (650.000), congoleses (500.000), birmanos (480.000), iraquíes (401.000), colombianos (396.000), vietnamitas (314.000) y eritreos (308.000). Con la crisis siria, Jordania y Turquía se han incorporado a la lista de países con más poblaciones de refugiados, seguida de Kenia, que vio llegar a las víctimas de la violencia armada en República Centroafricana y, más recientemente, en Sudán del Sur.

“La tendencia no sólo es a tener más y más refugiados en el mundo, sino a que se queden más y más en el mundo en desarrollo”, agregó.

Guterres fue enfático al señalar que cada vez es más difícil “encontrar la capacidad y recursos para ayudar a tanta gente en situaciones tan trágicas”.