El número de víctimas fatales por el nuevo coronavirus aumentó el miércoles a nueve personas en China, donde se conoció una seria advertencia para el fututro.

El viceministro de la Comisión Nacional de Salud de China, Li Bin, anunció que el coronavirus ya había sido diagnosticado en más de 400 personas.

El coronavirus genera una viva preocupación por su similitud con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), que mató casi 650 personas en toda la región en 2002-2003.